5 estrategias para hacer destacar un outfit básico.

1 Gafas de sol audaces

estrategias-basico_2

Las gafas de sol no solo protegen tus ojos del astro con más brillo sino que también estilizan y pueden ser un gran complemento para tu atuendo. Elige unas gafas audaces, de colores o súper elegantes y verás cómo tu atuendo cobra vida.

2 Cinturones

Los cinturones pueden hacer que tu outfit se vea fabuloso al instante. Finos, gruesos, estampados o metalizados, los cinturones no solo modelan la figura sino que le dan un toque trendy a cualquier outfit.

3 Pañuelos o bufandas

Otra gran opción para destacar tu outfit básico es incorporar pañuelos o bufandas coloridos o estampados.Así no solo le darás vida a las demás prendas, lucirás moderna y linda sin esforzarte demasiado.

4 Zapatos con estilo

Los zapatos son una excelente manera de destacar un outfit básico, tanto para el día como para la noche. Desde unas flats de colores hasta unos tacones animal print, los zapatos pueden ayudar a que tu outfit se vea mucho más atractivo.

5 Collares trendy

Los collares son la mejor forma de resaltar un look ya sea casual o formal y te hacen lucir más elegante y a la moda. Hay una gran variedad de estilos, colores y modelos de collares que puedes adaptar a cada look.

Definitivamente los accesorios son la mejor forma de destacar un outfit. Anímate acomplementar tu atuendo sin que pierda su esencia pero ayudando a que se vea moderno y atractivo

#ActitudBodyBrite

Fuente: imujer.com

¿Te cuestan los lunes? Consejos para empezar la semana con energía!

Música para animar un lunes

Si quieres animarte de verdad para empezar bien la semana, la música será tu primera gran aliada. Empieza programando el despertador en tu móvil con alguna canción que te motive, continúa desayunando y arreglándote con música alegre y emprende tu camino hacia el trabajo o tus estudios con más música.

Piensa Positivo

Tener un buen comienzo de semana es muy fácil: solo requiere una mentalidad positiva. Aquí, cuando hablamos de filosofía, nos referimos a ello en el sentido más amplio de la palabra. Por un lado, a tomarse la vida con humor, a sacar lo positivo de lo negativo y a relativizar los problemas, que la mayoría de las veces son menos complicados de lo que pensamos.

Comida para empezar bien la semana

Alimentos antidepresivos con alto contenido en triptófano para combatir pequeños bajones y animarnos en días difíciles y, ¿sabes qué? ¡El chocolate está entre ellos!
Si eres de los que le gusta el deporte, puedes darte algún capricho extra sin dejar de cuidar la línea. En ese caso, los alimentos ricos en magnesio serán tus grandes aliados. Caprichos sí, ¡pero lo más saludables posibles!


Y otras pequeñas reflexiones para empezar bien la semana

¿Aún sigues sin estar convencid@ de que tener un buen lunes es posible? Pues toma nota de estas 5 reflexiones finales para empezar la semana llena de energía.

  • – Aprende a quererte más. Si te miras al espejo y te lanzas un piropo en vez de pensar en tus defectos; si vas al trabajo y valoras todo lo que eres capaz de hacer en vez de deprimirte por aquel proyecto que nunca cuajó; si vas por la calle seguro de ti mismo y con la cabeza bien alta por todo lo que has logrado en la vida o si miras de forma positiva la semana como una posibilidad de hacer mil cosas y no como un motivo para dormir menos, serás mucho más feliz.
  • – Las sonrisas atraen sonrisas. Si quieres llenarte de positividad, trata bien a los que te rodean, sonríeles y muéstrate simpática y empática con ellos. La positividad atrae la positividad y si eres buena con los demás, la vida te lo terminará devolviendo.
  • Usa tu imaginación. Lee, juega, ve al cine o al teatro, escucha música y, en definitiva, cultiva el intelecto. Haciéndolo conseguirás fomentar tu imaginación y creatividad, lograrás evadirte con mayor facilidad y aumentarás tu inteligencia, de forma que te resultará más fácil afrontar cualquier situación adversa. ¡Incluso el comienzo de una semana!
  • – Empieza la semana haciendo deporte. Porque el deporte no solo activa tu cuerpo y mente, sino también te hace sentir bien contigo misma. Haciendo deporte serás más fuerte, dormirás mejor y y te verás bien delante del espejo, entre otros muchos beneficios.
  • – Y por último, piensa por un momento: una séptima parte de tu vida va a ser lunes, ¡no merece la pena malgastar tanto tiempo quejándote!

    Feliz Semana!

Fuente: enfemenino.com

CONSEJOS PARA SER FELIZ

1. Levántate temprano.

Para ser feliz hay que vivir, y para vivir hay que estar despierto, gozar de la luz del día, sentirse vital. Ya lo dice el dicho “A quien madruga, Dios le ayuda”, y seas creyente o no, sabrás que el significado profundo de este dicho es cierto. Así que, ya sabes: ¡lévantate temprano siempre que puedas y aprovecha tu vida!

2.Visualiza tu día.

¿Qué quieres hacer hoy? Piénsalo. Seguro que hay muchas cosas que siempre has querido hacer, pero que has ido dejando para más tarde por la pereza que da tener que comprometerse a cumplir los propios objetivos, en hacer aquello que te gusta. A menudo nos parece más sencillo seguir con nuestra rutina y nuestras obligaciones diarias; y esto no estaría mal si nos gustaran, pero lo común es que no nos gusten, o no nos satisfagan del todo. Dicho esto… ¿Qué vas a hacer hoy? Vive el momento antes de que se borre como este “Carpe diem” dibujado en la arena de la playa.

3. Quiérete mucho. Autoestima. Amor propio.

¿Por qué tantas inseguridades? ¿Por qué crees que tienes que demostrar a los demás que vales? Y mejor todavía, ¿por qué tienes que demostrarte a ti mismo que eres capaz? Todos estos son signos de baja autoestima. La mayoría de nuestras inseguridades nos vienen dadas desde pequeños, pero eso no justifica que nos acomodemos en esos pensamientos negativos: ¿quieres que te quieran? Primero tienes que quererte tú. No te exijas, acéptate. Acepta tus virtudes y tus defectos. Y si hay algo de ti que no te gusta y que no puedes aceptar… ¡Intenta cambiarlo! Imagen original de flickr.com/michelacolonna.

4. Persigue tus sueños.

¿Sabes lo que quieres hacer en tu vida? ¿Sabes cuál es tu sueño? Si la respuesta es un “no”, entonces tienes que probar. Probar, probar probar hasta dar con aquello que te apasiona, aquello que te llena. No tiene porqué ser algo muy grande, muy importante o darte dinero. Puede ser cualquier cosa: correr, dibujar, ayudar a los demás. Intenta analizar qué cosas te gusta hacer y, a partir de ahí, intenta deducir qué otras cosas podrían gustarte. Cuando sepas qué quieres conseguir en tu vida, o qué es lo que más te gusta hacer: simplemente hazlo.

5. Come sano y variado.

Nuestra alimentación es un reflejo de lo mucho o lo poco que nos queremos. Si te quisieras… ¿Por qué tendrías esa necesidad de premiarte con la comida? Seguro que las veces que has hecho dieta (o lo has intentado) te has sentido bien con tu cuerpo: más ligero, más esbelto, más bello… Más tú. Comer sano y variado te ayudará a sentirte mejor y más vital; pero si decides hacer dieta, elige bien qué remedios caseros vas a aplicar, ya que tienen que estar bien equilibrados. Píramide de los alimentos con las cantidades diarias que hemos de tomar de cada tipología de los mismos.

 6. Medita a diario y escucha música.

Haz esta prueba: intenta no pensar en nada durante 1 minuto. Concéntrate en tu respiración, escucha el silencio o intenta encontrarlo escondido entre el ruido de afuera. Sin pensar en nada, estando solamente ahí, en el presente. Seguro que te ha parecido muy difícil o que incluso no has podido conseguirlo más que unos segundos… ¡Y es que casi nunca apagamos nuestra mente! Está tan llena de ruido que nos resulta prácticamente imposible descansar. Y lo peor de todo es que como la tenemos constantemente trabajando, cuando realmente la necesitamos, ya está agotada. Intenta tomarte 15 minutos cada día para meditar, es decir, para dejar la mente en blanco: ponte música, un incienso agradable, relájate y concéntrate en tu respiración.

Fuente: ©TrucosyAstucias.com

10 pequeños cambios para mejorar tu salud

1. Cuida tu cuerpo

La prevención y la detección precoz de la enfermedad son los dos pilares básicos para mantener el estado de salud. Además de tener unos hábitos de vida saludable, la vacunación es fundamental para la prevención.

Recuerda. Hacerte un chequeo es la inversión que conlleva el mayor beneficio, el de tu salud.

1. ¡Esa postura!

El dolor de espalda de uno de los malestares más extendidos y más sencillos de prevenir. Hacer ejercicios de flexibilización con pilates o yoga y potenciar la musculatura abdominal y dorsolumbar con natación o en el gimnasio son unos pequeños cambios con los que prevenir enfermedades de la columna.

Recuerda. Cuida la higiene postural en el trabajo y realiza un mínimo de 10 minutos diarios de ejercicio: prevendrás el dolor de espalda y ganarás en bienestar.

3. Menos plato y más zapato

Cualquier persona que desee ganar en salud, además de mejorar la dieta, debe aumentar la cantidad de ejercicio físico. Realizar 5 comidas al día, entre las que no deben faltar un desayuno completo formado por lácteos, frutas y cereales integrales y una cena ligera, no bastan para estar sanos: ponerse en forma nos ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovascular, además de actuar como relajante emocional.

Recuerda. Practica deporte de forma habitual y ponte unos objetivos reales: te sentirás mejor.

4. Duerme lo suficiente (y un poquito más)

No podemos vivir sin dormir. De hecho, dormir lo suficiente (7-8 horas) y con un sueño de buena calidad es fundamental para mantener una vida saludable.

Recuerda. Si duermes poco o mal, aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades y disminuye tu calidad de vida. ¡Dormir bien es salud!

5. Dale al play

Está confirmado: las personas más activas cerebralmente están más protegidas contra el deterioro cognitivo, lo que se traduce en bienestar y prevención de enfermedades como el alzhéimer o la demencia.

Recuerda. Mantente activo socialmente, lee libros y periódicos, disfruta de la música y la pintura, aprende a tocar un instrumento o un nuevo idioma, haz pasatiempos… ¡Dale trabajo a tu cerebro y detén el deterioro cognitivo!

6. ¡Mójate!

El agua es fundamental para el cuerpo humano, tanto para ayudar a nuestro organismo a recuperar la que se pierde a través de la orina, el sudor o el aliento como para realizar uno de los deportes más completos y recomendables, en el que se trabajan todos los músculos, ligamentos y tendones: la natación.

Recuerda. Nunca esperes a tener sed para beber agua (una media de 2 litros diarios) e intenta nadar al menos una vez por semana: tu cuerpo te lo agradecerá.

7. Reserva 5 minutos al día para relajarte

Aunque los factores de riesgo más conocidos (tabaco, colesterol, hipertensión) son una parte importante, está comprobado que los factores psicológicos también son un gatillo de numerosas enfermedades cardiovasculares como el ictus, la angina de pecho o el infarto de miocardio.

Recuerda. Reduce las sustancias estimulantes y disfruta de actividades relajantes (música, respiración, ejercicios suaves como tai chi): vivir sin estrés es el secreto de una vida longeva y de calidad.

8. Mira el cielo a diario

Habrás notado que tus ojos se resecan mucho los días que haces un uso continuado de tu ordenador o tu smartphone. Esto puede dañarlos porque genera estrés visual e incluso vista cansada y miopía. El mejor consejo para evitarlo es intentar mantener la pantalla al menos a 50 cm de distancia y aplicarte colirio cuando notes tus ojos secos.

Recuerda. Tómate un breve descanso de tus pantallas cada 2-3 horas, mira al cielo o al horizonte y parpadea con frecuencia: ganarás en salud ocular.

9. ¡Sonríe!

Las emociones positivas, como la alegría, el entusiasmo, la satisfacción o el orgullo, son una fuente necesaria de bienestar y calidad de vida y proyectan una imagen nuestra más atractiva, lo que favorece que otras personas positivas deseen aproximarse a nosotros.

Recuerda. Si evitas sonreír porque no te gusta el aspecto de tu boca, ponle remedio de inmediato con una ortodoncia, unas carillas de porcelana o un blanqueamiento dental. Porque si te ríes, liberas el estrés y la ansiedad y ganas en salud física y mental de manera inmediata.

10. Quiérete mucho

Verse bien es sentirse bien. Si alguna parte de tu anatomía no te gusta, sigue los nueve consejos anteriores: deporte, dieta equilibrada, manejo del estrés y abandono de los malos hábitos.

Recuerda. El elixir de la eterna juventud no existe, pero está en tu mano retrasar el envejecimiento y modificar tu imagen.

Fuente: Grupo Hospitalario Quirón