3 TIPS DE BELLEZA QUE TODOS DEBEMOS SABER

Para ser bella no necesitas lo más costoso, ni lo más complicado, ni lo más doloroso. Los expertos sostienen que la mayoría de nosotras sólo debe prestar atención a unos pocos secretos básicos de belleza que pueden ayudarte a lucir y sentirte bien sin gastar mucho tiempo o dinero.

Jueves_
Tip # 1: Nunca subestimes el poder de las cremas hidratantes
No importa si tu piel es seca, normal, o grasosa. No tienes que invertir en muchas cremas, con un sólo producto que sea bueno puedes tener una piel de ensueño. (Si este mes no te alcanzó para esa crema hidratante, busca nuestro artículo de esta semana sobre ‘mascarillas naturales’… la miel y la avena son muy hidratantes)

Si la piel es muy seca, se sugieren productos que utilicen una tecnología llamada emulsión vesicular. ‘Esta tecnología utiliza esferas microscópicas que constituyen capas que alternan la humedad y el agua, obteniendo una hidratación continua”, dice Crutchfield. Si la piel es grasosa, busca una crema hidratante suave y ligera. ‘La grasa no es humedad; así tengas exceso de grasa aún necesitas humectarte’.
Junio_19-02
Tip # 2: El protector solar es el mejor producto Antienvejecimiento.
Antes de ver un cirujano plástico, antes de gastar la mitad del sueldo en cremas anti-envejecimiento, ponte protector solar. Todos sabemos que el protector solar reduce el riesgo de cáncer de piel, pero ¿También sabes que es un secreto asombroso de belleza que ayuda a mantener una piel joven? Las personas que se exponen mucho al sol se arrugan mucho antes de su tiempo.

Sin la protección del filtro solar, si expones tu piel (aunque sea sólo por un par de minutos) todos los días al sol (y no necesariamente a un día soleado, pues los rayos UV atraviesan esas nubes grises), en poco tiempo verás cambios notables en la piel, sostiene la Academia Americana de Dermatología.

Tip # 3: Elige tu limpiador con prudencia.

Jueves_2
Si lo que usas diariamente para limpiarte la cara es agua y jabón, puedes ir reconsiderando tu estrategia de limpieza. Los dermatólogos dicen que uno de los mejores consejos de belleza es utilizar un limpiador suave y utilizarlo con moderación.
Lavarte la cara con demasiada frecuencia – más de dos veces al día – puede hacer que dañes la barrera lipídica natural, la cual es el manto protector que mantiene tu piel lubricada para que luzca y se sienta saludable.

Fuente: Fucsia

10 consejos de una alimentación saludable

descarga pina-and-papaya-with 7758_ppal_20969 Captura de pantalla 2014-12-03 a la(s) 8.58.36

1. Coma alimentos variados

Necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos. El suministro de alimentos que existe hoy en día facilita tomar una amplia variedad de alimentos, tanto comprando alimentos frescos para cocinar como comprando comidas preparadas o comida para llevar. ¡Elija los alimentos siempre de manera equilibrada! Si toma un almuerzo rico en grasa, tome una cena con poca grasa. Y si un día toma carne en la cena, intente escoger pescado al día siguiente.

2. Base su dieta en alimentos ricos en hidratos de carbono

La mayoría de la gente no toma suficientes alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz, las patatas y otros cereales. Más de la mitad de las calorías de su dieta deben venir de estos alimentos. Pruebe con el pan integral, la pasta y otros cereales para aumentar su ingesta de fibra.

3. Tome muchas frutas y verduras

La mayor parte de la gente no toma la suficiente cantidad de estos alimentos que proporcionan importantes nutrientes protectores. Intente comer al menos cinco raciones al día. Pruebe nuevas recetas o vea qué platos preparados están disponibles en el supermercado.

4. Mantenga un peso corporal saludable y siéntase bien

El peso adecuado depende de muchos factores tales como el sexo, la altura, la edad y la genética. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer varias enfermedades tales como los problemas cardiacos y el cáncer. El exceso de grasa aparece al ingerir más calorías de las que se necesitan. Estas calorías suplementarias pueden provenir de cualquier nutriente que contenga calorías (las proteínas, las grasas, los hidratos de carbono o el alcohol) pero la grasa es la fuente más concentrada de calorías. La actividad física es un buen método para quemar calorías y puede hacerle sentirse bien. El mensaje es simple: si está ganando peso, tiene que comer menos y ser más activo.

5. Coma raciones moderadas: reduzca, no elimine alimentos

Si ingiere las raciones adecuadas de cada alimento, es más fácil comer de todos los grupos de alimentos sin necesidad de eliminar ninguno. Por ejemplo, algunas raciones razonables son: 100g de carne, media pieza de fruta, media taza de pasta cruda o 50ml de helado. Las comidas preparadas pueden ofrecer un medio práctico para controlar las raciones y a menudo aparecen las calorías que contienen en el envase, lo cual ayuda a su recuento. Si come fuera, podría compartir parte de su comida con un amigo.

6. Coma regularmente

Saltarse las comidas, sobre todo el desayuno, puede conducir a una sensación de hambre descontrolada, causando a menudo una sobre ingesta. Realizar una media mañana o una merienda puede ayudar a contener el hambre, pero no coma demasiado para no sustituir las comidas principales. No olvide contar estas tomas como parte de su consumo total de calorías.

7. Beba muchos líquidos

¡Los adultos necesitamos beber por lo menos 1,5 litros de líquidos al día! Y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable. Otras opciones son los zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

8. Muévase

Como hemos visto, la ingesta de demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio pueden dar lugar a un aumento de peso. La actividad física moderada ayuda a quemar las calorías que nos sobran. También es bueno para el corazón y para el sistema circulatorio, y para la salud en general y el bienestar. Así que haga de la actividad física una rutina diaria. ¡Use la escalera en vez del ascensor (tanto como para subir como para bajar)!. Dé un paseo en su descanso para comer. ¡No hace falta ser un atleta para moverse!

9. ¡Comience ahora! y realice los cambios gradualmente

Realizar los cambios de su estilo de vida gradualmente es mucho más fácil que hacerlos de repente. Durante tres días, anote los alimentos y bebidas que consume entre las comidas y en las comidas. ¿Toma muy pocas raciones de fruta y verdura? Para comenzar, trate de comer solamente una ración más de fruta y verdura al día. ¿Sus alimentos preferidos son ricos en grasa y le hacen ganar peso? No elimine estos alimentos y se sienta mal, en cambio intente escoger comidas bajas en grasas o comer menos cantidad de éstos. ¡Y comience a usar la escalera en el trabajo!

10. Recuerde: todo es cuestión de equilibrio

No hay alimentos “buenos” o “malos”, sólo dietas buenas o malas. No se sienta culpable de los alimentos que le gustan, simplemente tómelos con moderación y escoja otros alimentos que le proporcionen el equilibrio y la variedad que necesita para conseguir una buena salud.

Fuente: eufic.org

10 consejos para dormir bien

1. Haz ejercicio: Mantenerse físicamente activo cada día con actividades al alcance de la mano como caminar, correr o nadar, nos aportan tres beneficios clave de cara a obtener un sueño reparador: cuando uno está cansado por el ejercicio se duerme más rápido, consigue un mayor porcentaje de sueño profundo y se despierta con menos frecuencia durante la noche.


2. La cama es sólo para dormir y para tener relaciones sexuales: El resto de actividades como tumbarse en la misma para ver la televisión, leer las redes sociales, revisar el correo o jugar en el móvil, tableta o portátil no nos aporta ningún factor positivo si queremos dormir mejor al final del día.


3. Horarios y rutina: Para conseguir dormir bien necesitamos organizar nuestro sueño y hacerlo de forma responsable. Hay que irse dormir a la misma hora cada día y despertarse también a la misma hora, en la medida de lo posible. Entrenar a nuestro cuerpo de cara al sueño hará que nos durmamos también más rápidamente y nos despertemos más frescos.


4. Adiós al tabaco: Fumar es un gran enemigo del descanso, aparte de nuestra salud en general. La nicotina provoca en nuestro organismo un efecto que dificulta que nos quedemos dormidos con facilidad.


5. Una buena zona de descanso: El lugar donde duermes debe ser un templo de tranquilidad y silencio. El móvil, el portátil o la televisión deberán estar fuera de la zona de descanso. Lo ideal es que esté oscuro, relativamente fresco y todo lo tranquilo que sea posible. La habitación deberá estar ordenada y con pocos objetos alrededor para facilitar ese ambiente de tranquilidad que requiere un sueño reparador.


6. Menos bebidas con cafeína: El café el té o los refrescos pueden apetecer mucho a lo largo del día pero la cafeína nos provocará más dificultad para dormir por la noche y también aumentan la necesidad de despertarse para hacer pis durante la noche.


7. Los somníferos tampoco son buenos aliados: Intenta evitar las pastillas para dormir y consulta con un especialista la forma más eficaz de tomarlas durante el período de tiempo más corto posible.


8. Beber menos alcohol: El alcohol deprime el sistema nervioso, lo que ayuda a quedarse dormido. Sin embargo, este efecto desaparece a las pocas horas, lo que provoca que podamos despertarnos varias veces a lo largo de la noche, impidiendo un buen sueño. Además de esto, el alcohol magnifica los ronquidos y otros problemas respiratorios relacionados con el sueño.


9. Siestas sí, pero cortas: Dormir la siesta es beneficioso para continuar con energía el resto del día, pero no si son extensas. Un máximo de 20 minutos nos sentará fenomenal. Más, sólo impedirá que por la noche no consigamos conciliar el sueño.


10. Si no consigues dormirte, levántate: Quedarse en la cama tras 20 minutos de haberse ido a dormir es un indicador de que no estamos relajados y por tanto, nos va a costar quedarnos dormidos. Levántate, ponte a leer un poco, y luego vuelve a la cama. Dar vueltas y vueltas en la misma durante horas no acelerará el proceso.

Fuente:  www.muyinteresante.es “

Cinco consejos para convertirte en un estudiante exitoso

Tanto el mundo académico como el laboral, se caracterizan por ser cambiante y muy competitivo. 

El éxito académico no es fácil, pero no es exclusivo de genios o superdotados. Conoce algunos consejos que te ayudarán a tener un mejor desempeño académico y a sobresalir entre tus compañeros en este regreso a clases:

Cómo-establecer-metas-posibles
1. Organiza tu tiempo y actividades
Usa las herramientas que quieras: agenda, cuaderno, computador o celular. Anota todas las actividades que debes hacer, analiza cuánto gastas en cada actividad, piensa en estrategias para agilizar las tareas y aprovechar más tu tiempo.

Ten en cuenta las horas que tardas en desplazarte de un lugar a otro. Esta organización te ayudará a concentrarte mejor, a motivarte y tener claras tus prioridades académicas.

2. Aprende a dar más de lo esperado

Una de las claves del éxito y de diferenciarse entre la competencia, no es solo cumplir con las labores asignadas, sino dar un poco más cada vez. Este toque de distinción, es visto como dedicación y esfuerzo y te puede llevar a que otras personas den buenas referencias de la calidad de tu trabajo.
3. Complementa tu perfil académico

Busca actividades extracurriculares que puedan ayudarte a mejorar tu carrera. Esto, no solo puede aumentar y complementar tu aprendizaje sino que te hará ver como una persona activa.

Recuerda que en un futuro estas actividades, además  de los  concursos, conferencias, seminarios y talleres, te darán mucho más aprendizaje y, en un futuro profesional, serán elementos atractivos en tu hoja de vida.

4. Actualízate permanentemente
El aprendizaje constante y el repasar las cosas vistas en otros semestres, te ayudará a ser un mejor estudiante.

¡No te quedes atrás. Estar actualizado es parte fundamental de cualquier profesión!


5. Estudia con pasión
Finalmente, recuerda que todo lo que hagas, desde lo mínimo hasta lo grande, debes hacerlo con ganas.

Busca la manera de motivarte, ya sea mediante los objetivos de tu carrera, el gusto por ella o la afinidad con tus compañeros. Por medio de la pasión y el esfuerzo, podrás hacer mejor todas tus actividades y cuando encuentres el gusto por  las tareas, las realizarás de con mayor eficiencia y te sentirás mejor contigo mismo.

Fuente: Guia Academica