Tener cabello perfecto sí se puede!

3ce81a5a0c04dd41b42d33f5778bfed5

Cepilla tu cabello todos los días

Hazte amiga del peine y del cepillo todos los días. Un sencillísimo truco, que realmente no cuesta nada, para tener el cabello sano y lindo es peinarlo y cepillarlo al menos 3 veces al día, una de ellas antes de acostarnos a dormir. Esto estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, que permite que el cabello crezca más y más saludable.

Captura de pantalla 2014-11-21 a la(s) 8.26.50

Enjuaga con agua fría

El cabello se enjuaga con agua medianamente fría o, a lo sumo, templada. el agua caliente “lastima” nuestro cuero cabelludo, haciendo que el cabello se vea seco y sin brillo. El agua fría, en cambio, sella las cutículas del cabello lo que lo vuelve a los cabellos mucho más brillantes y sedosos porque reflejan mejor la luz. Por si fuera poco, acelera el crecimiento del cabello.

Usa acondicionador primero

Invierte el orden en el lavado; primero, el acondicionador y luego el champú. Esto permite que el cabello obtenga una mayor hidratación y se cierren mejor las cutículas del cabello. Como resultado tendrás cabello con más brillo y suavidad. Si deseas colocar en el enjuague final unas gotitas de limón al cabello, consigues un brillo todavía más notorio.

No abusar del secador ni de la planchita

La exposición al calor constante en el cuero cabelludo reseca el cabello, lo que al corto o largo plazo o hace ver opaco y sin vida. Por eso es importante no volverse adicta al secador, lo ideal es secarlo con aire frío o tibio y en pequeñas secciones por poco tiempo, es decir, no apuntar el secador hacia el cabello sin moverlo.

Lo mismo ocurre por las planchitas; no las uses todos los días e intenta que no esté demasiado caliente mientras lo usas; esto quema literalmente las hebras del cabello. Lo ideal es aplicarse serum o cremas protectoras para el cabello antes de exponerlo al calor de la planchita o rizador.

Captura de pantalla 2014-11-21 a la(s) 8.22.23

No lavar el pelo todos los días

Es súper sabido que excepto que tengas el cabello muy graso, no es bueno lavarlo con champú todos los días; si lo tienes seco, lavarlo todos los días aumenta la sequedad, y si lo tienes graso, lo volverás más dependiente del lavado para que luzca limpio.

Quitar nudos

¡Qué molestos son los nudos en el cabello! Un truco fácil para quitar nudos en el cabello fácilmente, tienes que colocar un poco de aceite (puede ser aceite de oliva, aceite de jojoba o coco) en tus manos y moja los nudos hasta cubrirlos completamente. Esperas 20 minutos y con los dedos los vas desenredando.

Aplicar una mascarilla

Existen mascarillas caseras para el cabello que brindan magníficos resultados, con la ventaja de que estamos cuidando nuestro cabello con productos naturales y económicos. Una de mis recomendadas es la mascarilla con miel, huevo y aceite de oliva:

  • Mezcla el huevo con un poco de miel. Añade la mezcla a un tazón con aceite de oliva. Luego de lavar el cabello con champú y enjuagarlo con agua, aplicas la mascarilla. Masajeas generosamente el cuero cabelludo durante varios minutos y dejas que la mascarilla haga efecto durante media hora. Pasado el tiempo, enjuagas bien con agua fría. Aplica este remedio casero una vez cada dos semanas, por ejemplo, y disfruta de un pelo más hidratado, suave y brillante.

Cortar las puntas cada tanto

Cortar las puntas del cabello no hace que el cabello crezca más rápido, de todas maneras, es necesario que lo hagamos para que e cabello crezca saludablemente, y también para que se vea más lindo y cuidado.

Cuidar el cabello de agentes externos

No abuses de las tinturas, ni de los tratamientos con productos químicos. Ten en cuenta que ellos son un agente extraño, no natural para el cabello y pueden dañarlo. Asegúrate que los productos que utilizas sean de buena calidad. También protege tu cabello del cloro de la piscina utilizando gorra de baño o del sol en la playa cubriéndolo con un sombrero.

Captura de pantalla 2014-11-21 a la(s) 8.44.05

Fuente http://www.imujer.com/5390/10-tips-para-un-cabello-perfecto

Anuncios

Ser feliz en el trabajo, si se puede!

MP900430491

El calor, las ganas de coger vacaciones, los madrugones, los hijos que están en casa volviéndose locos y muchos más factores hacen que no te tomes de muy buen humor tu trabajo. Sabemos que estás cansada, que llevas muchos meses sin descanso y que no ves el momento de viajar unos días y disfrutar de la playa. ¡Tranquila! Tómatelo con calma, está claro que todo llega. No te agobies, relájate y encuéntrate a ti misma.

1. Mantén tu escritorio limpio y ordenado 

Lo primero, ya que vas a pasar ocho horas sentada en tu mesa… ¿por qué no tenerla ordenada? Trabajar entre papeles y desorden únicamente te generará estrés. Por lo tanto, recoge tu mesa, pon cosas bonitas como unas flores, fotos de amigos o familiares o cualquier adorno con el que fluya la energía positiva. ¡Trabajarás más feliz!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.54.40

2. Cambia el café por el agua

Tomar un café a las 7 de la mañana te puede venir genial para darte la energía necesaria para empezar el día con ganas. Sin embargo debes controlar la cantidad de cafeína que tomas porque beber demasiado café te puede generar nervios y volverte ansiosa e irritable. A media mañana o después de comer cámbialo por agua. ¡Mucho más sano!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.47.39

3. Toma un alimento saludable a media mañana

Tener el estómago vacío puede crearte nervios o malestar, por lo tanto deberías hacer un pequeño descanso a media mañana para picar algo. Pero con cuidado, olvídate de los dulces y de las bolsas de patatas fritas que te harán sentirte más pesada y además te engordarán. Prueba con un zumo de naranja, cualquier fruta, barritas de cereales o nueces. ¡Estarás más animada!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.56.07
4. Acepta los hábitos de tus compañeros
Vale, sabemos que en algunas ocasiones tus compañeros y compañeras de trabajo te sacan de quicio y te entran ganas de dar un golpe sobre el teclado. Cuando hablan demasiado alto y no te concentras, cuando está todo el rato con el sonidito del móvil… ¡Relax! No te servirá de nada ponerte de mal humor. Acepta sus manías y tómatelas de la mejor manera posible. Céntrate y rélajate.
Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.50.30
5. Sal a comer fuera del trabajo 

A no ser que tengas una agenda muy ocupada y escaso tiempo para comer, no comas delante de tu ordenador o en tu despacho porque no te hará ningún bien. Vete a la cafetería, al bar de abajo o en cualquier mesa con algún compañero o compañera.¡Tu mente descansará y trabajarás mejor el resto del día!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.57.04

6. No te agobies con tus errores

Puede que alguna vez la hayas liado en el trabajo. No te preocupes todos lo hemos hecho. Mandaste un informe erróneo, diste información incorrecta a un cliente y os costó el negocio… Tu jefe se enfadó, te llevaste la bronca del siglo y pediste disculpas en público. Fin de la historia. No te castigues más ni vivas recordando tus errores.Olvídalos, sigue adelante y a trabajar. ¡Somos humanos!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.52.43

7. Escucha música al salir del trabajo

Hoy en día todas cuando salimos de trabajar cogemos el móvil, nos liamos a escribir por Whatsapp, Facebook o le seguimos dando vueltas a ese tema tan importante que ahora mismo tenemos entre manos en el trabajo. Si sigues dándole vueltas a lo mismo tu mente no descansará. Así que te recomendamos que cojas tus cascos y escuches tu música favorita de vuelta a casa. ¡Te sentirás genial!

Captura de pantalla 2014-11-14 a la(s) 8.53.35

8. Cuida tu imagen

Seguro que alguna vez has escuchado el refrán Dime cómo vistes y te diré quién eres. Totalmente cierto. La ropa que te pones refleja cómo te sientes contigo misma. Presentarse en la oficina con jeans sucios, camisetas viejas, sin pintar, sin peinar dejará mucho que desear. Apuesta por las faldas de tubo, pantalones de pinzas y blazers ajustados. ¡Confiarás más en ti misma!

Fuente http://www.enfemenino.com/trabajo-empleo-dinero/diez-consejos-feliz-trabajo-d58637.html